Yetal

Personaje de Dani

Description:

Nombre: Yetal

Raza:Humano
Sexo:Hombre
Edad:24

Aspecto físico: 1.85 de altura, pelo largo, con complexión algo atlética, ojos marrones y viste ropas ligeras para no perder movilidad.

Carácter: Amable y risueño, no soporta ver una situación triste, por lo que tiende a intentar animar a la gente de su alrededor. Le gusta ayudar a sus amigos siempre que lo necesitan. Lo único que puede hacerle enfurecer es ver sufrir a una persona importante para el.

Habilidades:
Bloqueo de Chakra
Esquiva
Lucha Desarmada
Manejo del Bastón
Palma Vibrante
Ráfaga de Puños

Conjuros:
Engaño Ki
Meditación de Combate

Equipo:
Bastón del Maestro

________

Bio:

Fue una noche de niebla aquella en la que encontraron a un bebé en la puerta del templo del valle Nosgothul. Llevaba un colgante con el nombre Yetel escrito. Los monjes, después de buscar sin éxito a los padres del chico, decidieron adoptarlo y educarle como a uno más. Le enseñaron a leer y escribir, a luchar como ellos, etc.

Pasaron los años y Yetel se había convertido en un monje adulto, sin embargo, en su cabeza siempre rondaba la misma pregunta: ¿Por qué me dejaron aquí?. Él quería salir del templo para descubrirlo, pero los monjes tenían prohibido salir, ya que se les consideraba los guardianes del valle.

Un día, aprovechando que estaba en el templo el mercader que se encargaba de traer las provisiones a los monjes, Yetel se escondió dentro de una caja guardada dentro de el carro para escabullirse del valle, aunque sabía que al hacerlo estaría traicionando la confianza de esos monjes que el consideraba familia. Cuando el carro se acercaba ya a la salida del valle, pudo escuchar a través de la caja el galope de varios caballos y unas voces que decían: Al fin hemos llegado, es hora de descubrir si está en poder de esos monjes… recordad que no podemos dejar testigos. Al escuchar eso, Yetel se estremeció y salió de su escondite, y temiéndose lo peor, puso rumbo al templo.

Cuando alcanzó a ver el templo en la lejanía, pudo confirmar sus temores, el templo estaba en llamas. Al llegar, vio a todos sus compañeros y amigos muertos, pero antes de poder hacer algo, escuchó un ruido cerca del pozo, era el maestro, agonizando por culpa de sus heridas. El maestro, al ver llegar a Yetel se sorprendió.Estas a salvo… debes huir del valle, los guerreros que nos atacaron no deben estar lejos, no intentes luchar contra ellos, ni todos juntos pudimos hacer frente a uno solo, no dejes que te atrapen a ti también… Yetel, con lagrimas en los ojos, huyó, no sin antes coger la vara de su maestro como protección.

Con la voz del asesino de su segunda familia como única pista, Yetel se prepara para viajar por la tierra para descubrir la verdad sobre ese incidente.

Yetal

Bostwood Sir_daniel92